Día a día la población esta más sensibilizada con los celiacos y por lo tanto pueden llevar una vida más normalizada. Aún así se siguen realizando campañas para dar visibilidad a este colectivo, y por ello el 27 de mayo se celebra e Día Nacional del Celiaco.

Este colectivo lo forman aquellas personas que no digieren el gluten, que es la proteína que se encuentra en la semilla de muchos cereales como son el trigo, cebada, centeno, triticale, espelta, algunas variedades de avena, así como sus híbridos y derivados.

Aunque aún hay dudas sobre la necesidad real de utilizar cosmética sin gluten, contamos con datos como que el 80% del pintalabios termina siendo ingerido de forma involuntaria y que una mujer que se maquille a diario terminará ingiriendo dos kilos de labial. Estos productos cumplen con los requisitos de la FDA y están en condiciones de imprimir en sus etiquetas el sello “gluten free”.

Caroline Greyl, presidenta de Leonor Greyl, afirma que "para las personas que tiene intolerancia al gluten no habría peligro en usar cosméticos que lo contengan. Sin embargo, los alérgicos sí deberían evitar el contacto con cualquier tipo de producto que lo lleve. Aunque hay pocas personas realmente alérgicas al gluten, y que la mayoría son intolerantes, desde su empresa decidieron hace ya tiempo formular todos los nuevos productos con extractos de cereales sin gluten".

Mientras que Laura Izquierdo, la co-fundadora de Izba Nature, nos recuerda que "los labiales y las lacas de uñas podrán entrañar riesgos para los celiacos y que no hay que olvidarse de los aceites de masaje y los afrodisíacos. En este caso habría que extremar las precauciones y buscar siempre el sello".

La doctora Paula Rosso, especialista en Medicina Estética y Nutrición del Centro Médico Lajo Plaza, añade que "el consumo excesivo de gluten puede estar relacionado con problemas de la piel. Si hay cierta intolerancia a la gliadina puede manifestarse en forma de patologías como la dermatitis, la queilitis o la caída del cabello".

Integrar en la sociedad a las personas con esta enfermedad, que afecta al 1% de la población española, a llevado a que también desde el sector de la cosmética se empiecen a realizar cambios, adaptando sus productos para que no contengan extractos de cereales con gluten. De esta forma todos podemos cuidarnos y usar diferentes productos cosméticos.

COSMÉTICA GLUTEN FREE

Replenish Body Oil de APoEM, un aceite corporal nutritivo de textura “caricia” formulado con incienso y maderas preciosas que miman los sentidos (45€).

Sublime Meches de Leonor Greyl, un champú que reestructura la cutícula del cabello a base de proteína de quinoa sin gluten (37€).

City Life Facial Mist de Oskia, es una bruma facial protectora anti-contaminación que hidrata, rellena y refresca durante  todo el día (60€). 

Green Tara de Izba Nature, es un aceite corporal adelgazante, anticelulítico, drenante y reafirmante; a base de aceites esenciales y extractos de algas (45€). 

Grow Volume Shampoo de Mádara activa el cuero cabelludo, previniendo su caída y dejándolo suave, sedoso y con volumen (21,70€)

NUTRICOSMÉTICA GLUTEN FREE

 

Martinn de Nugela & Sulé, complemento capilar que nutre y fortalece el cabello al tiempo que elimina las toxinas, depura y drena todo el organismo (29,90€).

Oenobiol Captador 3 en 1 Plus + capta de inmediato hasta el 75% de calorías ingeridos y activando la sensación de saciedad de forma prolongada hasta 4 horas y reequilibra la microbiota intestinal adelgazante en 48 horas (39,90€)

Unique Pink Collagen de Meritxell Martí, favorece una correcta circulación sanguínea, impulsa el proceso de renovación celular en la piel, para lucir una piel radiante y mucho más sana y rejuvenecida (80€).


eljoventintero.com