En estas fechas solemos comer más dulce, fuera de casa más a menudo y nuestro bienestar intestinal puede verse afectado. Por ello, con una serie de sencillos consejos y recomendaciones para las semanas pre-navidad, será suficiente para sobrellevar la cuesta de enero y no ganar los 3-5 kilos habituales de la época.

Para ello, debemos empezar a prepararnos algunas semanas antes para hacer frente a los excesos típicos de estas fechas.

En primer lugar, es importante tratar de mantener un equilibrio nutricional. Como se trata de una época en la que comemos de forma distinta y solemos comer más cantidad tenemos que tratar de compensar esos excesos con otras comidas más ligeras y saludables. Por ello, se deben afrontar las comidas sin ansiedad, sabiendo cuánto debemos comer y cuándo. Si vas a pasarte con el turrón, por ejemplo, no abuses del resto de platos.

Los días que no tengas compromisos puedes optar por alimentos hipocalóricos como verduras a la plancha, ensaladas o caldos de verdura o pollo según recomienda la Dra. Conchita Vidales, médica especialista en nutrición y dietética.

 

Saltarse alguna comida pensando en las macroingestas que vas a pegarte después tampoco es una opción saludable. Lo más recomendable es seguir con nuestra rutina y hacer las cinco comidas que recomiendan los nutricionistas, optando por aperitivos saludables como frutas o un puñadito de frutos secos. Si distribuimos nuestras ingestas de comida, lo que conseguimos es almacenar grasa en nuestro organismo. Con el estómago vacío, sin embargo, los alimentos que ingiramos después el organismo lo almacenara como reserva.

Asimismo, mantenernos activos y seguir con nuestra rutina de ejercicio e incluso incrementarla es una opción que no debes pasar por alto. Aunque son épocas de mal tiempo y temperaturas frías, no te pongas excusas para hacer deporte. Una opción es combinar tus planes de comida o cena con actividades que requieran cierto esfuerzo físico antes de las celebraciones como las excursiones al monte en familia o las pachangas con amigos.

Por último, debemos mantener el equilibrio de nuestro bienestar intestinal. Tanta comilona y excesos en nuestra alimentación, puede afectar de manera negativa en la composición bacteriana de la microbiota intestinal. Nuestra flora intestinal está compuesta por una proporción equilibrada de las bacterias que habitan en nuestro intestino. Este equilibrio participa en el correcto funcionamiento de nuestro aparato digestivo y nuestro sistema inmunitario. Si este ecosistema bacteriano se ve alterado, es posible que la población de bacterias beneficiosas se vea reducida en favor de las menos beneficiosas y se pueda presentar algún síntoma de dolencia intestinal. Por ello, puede resultar interesante el consumo de probióticos que ayuden a repoblar nuestras cavidades intestinales de bacterias beneficiosas para la salud, como el ProFaes4 Adultos 25MM que combina probióticos y prebióticos para ayudar a mantener los sistemas digestivo e inmunitario sanos. También otros como Unique Pink Collagen, de la farmacéutica Mertixell Martí, un colágeno bebiblea enfocado a cuidar la piel y retrasar el envejecimiento, disminuye el problema de vientre hinchado, elimina toxinas en el sistema digestivo y mejora el tránsito intestinal.

Además de estos consejos generales, puedes seguir una serie de trucos que te ayudarán a reducir tu consumo de comida durante las navidades:

  • Antes de comer bebe un par de vasos de agua media hora antes del evento. Así mitigarás un poco las ansias de comer y de paso hidratas tus órganos internos.

  • Si vas a beber alcohol trata de limitar tu ingesta a un par de copas y combínalas con un par de vasos de agua. Trata de evitar las bebidas azucaradas y sustitúyelas por agua, siempre es la mejor opción.

  • Comer pescado es menos pesado que la carne para hacer la digestión si éste está cocinado a la plancha y sin salsas mejor.

  • Después de las comidas suelen venir las copas. Lo ideal es elegir bebidas hidratantes como zumos de frutaspero, si vas a cometer algún exceso y vas tomarte un acopa procura evitar o al menos limitar los combinados hipercalóricos.

  • Antes de irte a dormir toma otro par de vasos de agua que te ayudará en el proceso de reciclaje de las toxinas ingeridas durante el día.



MÁS INFORMACIÓN www.eljoventintero.com